Medir el proceso, no la gente.